La integración en la ducha

Hace apenas unos años


la opción de colocarse una grifería empotrada en la ducha estaba reservada solo a reformas de cierto nivel.

Pero esto ha cambiado en los últimos años, ya que han aparecido multitud de opciones de griferías muy bien resueltas y a unos precios totalmente asequibles.

Al final, como todo en esta vida, es una cuestión de gustos, pero es evidente que una reforma en la que se coloca una grifería empotrada queda mucho más limpia, y tanto grifería como rociador quedan completamente integrados en el ambiente.

Son varios los fabricantes que ofrecen interesantes conjuntos de grifería empotrada con brazo, rociador, flexo y teléfono de ducha. Además se ofrecen tanto en versión monomando como termostática.

En nuestro caso hemos elegido modelos del mejor fabricante nacional, GRB, y de Royo, ya que ha incorporado un par de opciones de fabricación europea con una muy buena relación calidad-precio.

El único requisito para poder instalar una de estas griferías es que conlleva la instalación de tubería por la pared, por lo que tiene que ser una reforma con cambio de chapado y adecuación de instalación de fontanería.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado